Pisos laminados para uso residencial

PISOS LAMINADOS RESIDENCIALES

 

Los pisos laminados son una gran opción para darle estilo -a un buen costo- a cualquier espacio; sin embargo, su uso se ha extendido al residencial, por las múltiples ventajas que representan.


Los más comunes son los que tienen acabados similares a los de la madera, pues te dan el mismo estilo, pero con una instalación más sencilla y más económica, lo cual te permite cambiar la decoración de tu hogar de manera más sencilla.


Además de los que son del tipo madera, los hay de colores como gris, blanco, oscuros, etc. Asimismo, varían los grosores, dependiendo el lugar donde pienses colocarlos.


Para uso residencial y de tráfico ligero, se recomienda el piso laminado de grosor 7 mm, pues en casa el tráfico no es tan intenso y no hay peligro de que se dañe antes de tiempo.


Los pisos laminados son de fácil instalación, pues se pueden colocar por encima de un piso ya existente, además de que al colocar un bajo piso, este actúa como un aislante acústico, reduciendo el ruido que se produce al caminar.


Un piso laminado suele durar entre 10 y 15 años, dependiendo de los cuidados que se le tengan, el cual incluye una limpieza periódica con productos suaves. Son vulnerables a la humedad, por lo que no se recomienda su uso en baños.


Como puedes ver, los pisos laminados son una excelente opción para el hogar.

 

Solicitar asesoría gratuita

Staff Tekno-Step

Written by Staff Tekno-Step